Inicio     Notas     Próximos Entretiempos     Galería     Comunidad     Videos     Contacto     Links
 Inicio :  Notas   : La fe en Cristo, dadora de sentido

La fe en Cristo, dadora de sentido


19 de marzo: Misa Equipos Entretiempo 2012, Mons. Enrique Eguía, Pquia. Santiago Apóstol.

         Volver a Notas   

En medio de un mundo y una cultura pragmática, que clasifica la vida en función de logros o éxitos económicos, de superficialidades subjetivas alargando la adolescencia como estado ideal y para siempre, y otros tantos modos de evaluarla, es interesante descubrir que la pregunta por el sentido sigue estando vigente, escondida y abriéndose paso en medio de esta maraña de mensajes que la quiere ahogar.

Hay ciertas expresiones artísticas-culturales, como el cine, que cada tanto presenta obras que abren a la pregunta del sentido. Es el caso de dos últimos éxitos como “Hugo”, de M. Scorssese y “El Artista”, una película muda.

En la fábula presentada en “Hugo”, se nos muestra a un niño, que al quedar huérfano, llena su vida como especialista en arreglar mecanismos de relojes. Dice en uno de sus diálogos que la vida es una máquina de engranajes y por lo tanto, como en un reloj, cada engranaje tiene una función en el conjunto. Por algo está. Así entonces lo que hay que hacer es descubrir cuál es la misión de uno mismo en el gran engranaje de la humanidad.

Por este motivo se dedica a arreglar una máquina especial dejada por su padre. Es un autómata que escribe gracias a un mecanismo de relojería. La arregla porque necesita conocer el “el mensaje que el padre le dejó”. Una vez descifrado, esto lo lleva a recuperar un “hogar”. El mundo, para él vuelve a ser habitable. Hugo siente ser salvado.

La conciencia de formar parte de una providencia de sentido en un mundo que parece no ofrecerlo, y que este sentido se encuentra abriendo los oídos y los ojos al mensaje del padre, nos permiten pensar (sin pretender afirmar que el director quiso decir esto) en la necesidad de descubrir nuevo sentido de la vida abriéndonos al mensaje de  Dios, que es nuestro Padre.

En “El artista” se presenta crudamente una crisis de sentido motivada por un cambio de paradigma, que hasta ese momento estaba sostenido en el éxito. Es una crisis de la mitad de la vida por un término vinculado a lo laboral. Un artista famoso en el cine mudo, no acepta ni quiere formar parte de la novedad del cine con sonido. En una actitud soberbia y cerrada se va derrumbando poco a poco hasta llegar a un fondo cercano a la muerte.

La salida de la crisis viene por una mujer, que lo salva por la perseverancia y gratuidad de su amor. Es la imagen visible del “amor que espera”. Hasta realiza gestos escondidos, como en el cuento “Pisadas en la arena”, a través de los cuales ella lo va ayudando sin que él lo sepa. Cuando “el artista” acepta ser amado, ser sostenido, dejar de controlar su vida y entregarse a un amor gratuito para ser ayudado en, su situación cambia.

Sabemos que es así. La crisis encuentra horizonte de sentido cuando dejamos de creer que todo depende de nosotros y nos entregamos confiadamente en manos de un amor que nos transforma: el amor misericordioso de Dios.

Como vemos, en medio de una cultura pragmática, comercial y exitista, la pregunta por el sentido se abre camino calladamente.

“Entretiempo” tiene la característica de acompañar el tiempo de crisis en torno a la mitad de la vida, y ofrece un horizonte de sentido invitando a confiar en el amor de Dios Padre y descubrir el propio lugar en el mundo, es decir en el corazón de Dios.

El camino que define la identidad de “Entretiempo” es ofrecer un horizonte de sentido a partir de la Fe en Jesús como nuestro Salvador. Y esto no hay que olvidarlo. Aunque a los retiros se acerquen algunos que no creen, o de otras religiones, “Entretiempo” se define por presentar (y esto a partir de la propia experiencia de los miembros de los equipos) a Jesús y su mensaje como dadores de sentido. El centro del mensaje de Entretiempo es la Fe en Cristo.

Y esto marca un camino para cada Equipo en su preparación. Basta tener en cuenta tres dimensiones de la Fe que forman parte del movimiento del corazón al creer en Jesús. ¿Cuáles son?

En primer lugar la Fe es un movimiento que lleva al encuentro personal con Jesús. Hasta podríamos decir que nace en ese encuentro. El cristiano se define por seguir a una persona que nos ama. La fe no es en primer lugar vincularse con una doctrina o un conjunto de leyes. La fe es la respuesta al deseo de amar a Jesús y estar con Él. La belleza de este encuentro envuelve nuestro corazón y uno se deja fascinar por Él.

En segundo lugar el movimiento de la fe nos lleva a buscar razones por las cuales creo. Creo para entender y entiendo para creer. El conocimiento de los contenidos de la fe es necesario para dar el propio asentimiento. En un mundo, que a través de miles de mensajes, nos quiere convencer que Dios no existe dándonos razones para no creer, es necesario que el cristiano sostenga su fe en fuertes razones para creer y las pueda explicitar, sabiendo que no está solo, sino formando parte de una gran familia que es la Iglesia.

Y en tercer lugar, el movimiento de la fe alcanza su madurez cuando se profesa y se da testimonio. Una fe que no se hace pública, en gestos y palabras, no alcanzó su plenitud. Y aquí, el camino más claro para testimoniar la fe, es el de la caridad. El que cree en Cristo es creíble cuando ama a sus hermanos, en especial a los más pobres y solos. Así entonces la actitud misionera y evangelizadora más clara es la de construir la comunión a partir del mandamiento del amor. Es decir, tener los mismos sentimientos de Cristo Jesús (cfr. Flp 2, 5 ss.).

Parece difícil vivir la fe desde estas tres dimensiones, pero se sintetiza en algo muy sencillo: amar (encuentro), conocer (asentimiento) y seguir (testimonio) a Jesús.

Hoy nos reunimos todos los que formamos equipos para este año. Somos llamados a dar testimonio de nuestra fe sostenida en el encuentro personal con Cristo y en el deseo de conocerlo y hacerlo conocer cada vez más. Esto es lo que tenemos para ofrecer al mundo de hoy, que busca calladamente y casi pidiendo permiso, nuevos horizontes de sentido.

Pidamos al Espíritu Santo que nos fortalezca nuestra fe, para cumplir esta tarea. Que en todo el centro sea Jesús, y desde Él mostrar el amor que el Padre nos tiene, para dar sentido a la vida, sanar y salvar.



pix
         Comentarios acerca de La fe en Cristo, dadora de sentido    
pix
 
pix
 
Enrtetiempos para hombres por zona  Hombres
 CAPITAL
 PACHECO - TIGRE
 PILAR - ESCOBAR
 SAN ISIDRO - CENTRO
 SAN ISIDRO - LOMAS
 SAN MIGUEL
 OLIVOS
 MAR DEL PLATA
 TRENQUE LAUQUEN
 CARLOS CASARES/9 DE JULIO
 NAHUEL HUAPI
 AVELLANEDA/LANUS
 SAN JUSTO
 CHILE
 GONZALEZ CATAN
 DON TORCUATO
Enrtetiempos para mujeres por zona  Tercer Tiempo
  CAPITAL
Enrtetiempos para mujeres por zona  Mujeres
 MUJERES
Enrtetiempos para matrimonios por zona  Matrimonios
  CAPITAL
  OLIVOS
 
 
Ver próximos entretiempos  Próximos ET
   Entretiempos